Viaje a Andalucía – Sevilla y Córdoba

Galería

Esta galería contiene 13 fotos

Jueves 10/4/2014
En nuestro tercer día de viaje madrugamos y nos desplazamos a Sevilla. Paramos en Plaza América y comenzamos un tranquilo paseo por el Parque de María Luisa que nos condujo hasta Plaza de España. Uno de los lugares de Sevilla con más encanto y doonde pudimos, por qué no, buscar el mosaico de nuestra ciudad, [...]

Viaje a Andalucía – Granada

Galería

Esta galería contiene 12 fotos

Martes 8/4/2014

Hoy comenzamos nuestro viaje. Tras madrugar un poco más de lo habitual y recorrer muchos kilómetros por carretera llegamos a Granada poco después de comer.
Una vez acomodados en el hotel salimos a tener un primer contacto con la ciudad. Conocimos el centro de Granada, los alrededores de la Catedral o el mercado de la [...]

Brotes verdes

20140408_120837No, no vamos a hablar de la economía española… La noticia de la semana es que en 3ºA de ESO ha germinado la primera bellota con los albores de la primavera y el brote crece orgulloso gracias al cuidado de nuestros alumnos que vigilan el riego y la adecuada exposición a la luz.
Corría el rumor por los pasillos y era la comidilla de algunos corros en los recreos. “De ahí no sale nada. Y mira que hay al menos 10 bellotas plantadas por clase” decían algunos alumnos que enmudecían al acercarse algún profesor. Pero poco a poco se iba convirtiendo en un rumor imparable, un escándalo creciente que podría afectar a las bases mismas de asignaturas como Biología o Ciencias de la Naturaleza… Hasta que finalmente L.G.G. (a la que llamaremos Lorraine porque prefiere mantener el anonimato), cuidadora especializada en repoblación arbórea, como si de Rodrigo de Triana se tratara dio la voz de alarma “¡Planta!”.

Atónitos y ojipláticos los alumnos de 3ºA de ESO se abalanzaron entre empujones sobre los pupitres próximos a la repisa. Otros alumnos, los más escépticos, se miraban entre ellos cómplices, convencidos de que se trataba de una broma de mal gusto. Las miradas inquietas de los jóvenes se posaban sobre las botellas de agua reconvertidas en semilleros. Los estudiantes de menor estatura se encaramaban sobre las sillas o sobre los pupitres. El nerviosismo se palpaba en el aire como la capa de polución en San Petersburgo. Hubo un instante de silencio. Un instante eterno.

20140408_120853

En la cuarta botella empezando por la izquierda, con casi 10cm de altura, delgada, abrazando la luz y creciendo entre versos de Garcilaso de la Vega, estaba ella, ¡la encina!