Día de la Paz

http://www.youtube.com/watch?v=fya8aa17DKI

Ayer, día 30 de enero, celebramos el Día de la Paz. Paz que no debe ser entendida como ausencia de guerras, sino como ausencia de violencia, como bien recordamos en la Historia. La Paz Armada, por ejemplo, desemboca en la I Guerra Mundial. La violencia cotidiana, la represión (social, estatal, religiosa,…), la marginación, la exclusión, etc son guerra, caldos de cultivo que en muchas ocasiones estallan en muestras de dramáticas de violencia. Las guerrras, los sucesos trágicos de los que sólo somos conscientes a través de los telediarios, surgen de acciones y estados previos que pasan imperceptibles ante nuestros ojos, que se miran de soslayo o se evitan… La paz emana de las personas que están en paz, que tienden la mano en su derredor y que, en cadena, conforman un tejido social, una conciencia. Igual mecanismo tiene la violencia.

Esta semana nos hemos centrado en el comercio de armas. El próximo mes de julio se firmará el Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas que será debatido posteriormente en la ONU. Las principales potencias intentarán llegar a un acuerdo. Pero, ¿tiene sentido cuando esos mismos países que conforman el Consejo de Seguridad de la ONU son a su vez las principales potencias de venta de armas? Esperemos que, poco a poco, la voz de la Humanidad llegue a los despachos de los poderosos, con muchos pequeños actos universales como el de hoy.

¿Y tú, cómo contribuyes a la paz?

Deja un comentario